Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

EEUU: Al menos 21 estados tienen autos con matrículas que lucen la palabra ‘covfefe’

En este artículo: Donald Trump, Estados Unidos, Sociedad
| 4 |
Captura de pantalla del tweet de Donald Trump donde escribió "covfefe".

Captura de pantalla del tweet de Donald Trump donde escribió “covfefe”.

Un artículo que publica el diario The New York Post indica que la polémica palabra “covfefe”, aparecida en un tuit de Trump, luce hoy en matrículas de automóviles correspondientes a 21 estados de la nación norteña.

Según el rotativo, un conductor de la ciudad homónima compró una matrícula personalizada con el término covfefe solo 71 minutos después de que en la madrugada de martes para miércoles el mandatario la publicara en un tuit inconcluso.

Funcionarios de la urbe le indicaron a la publicación que el propietario de un Subaru Forester pagó 60 dólares por la insignia, pero no reveló la identidad del conductor.

“A pesar de la constante prensa negativa covfefe”, escribió Trump poco después de la media noche, en una entrada que muy probablemente fue un error tipográfico, pero que permaneció publicada varias horas antes de ser borrada.

De inmediato la frase recibió miles de ‘me gusta’, respuestas y retuits en el servicio de microblogging, una plataforma en la que el jefe de la Casa Blanca suele verter opiniones y ataque sobre los temas más diversos.

El vocablo se volvió viral de inmediato en las redes sociales, donde se empleó en memes y bromas que criticaban de un modo u otro la administración del republicano, y se utilizó también en muchos de los carteles con los que salieron ayer a las calles miles de manifestantes en la llamada Marcha por la Verdad.

Pero uno de sus usos más curiosos parece ser el de las matrículas de los autos, pues según la cadena CNN, logró encontrar al menos 21 estados en los cuales algún conductor solicitó una insignia de ese tipo, y agregó que el número podría ser mayor, pues varios territorios no permiten verificar esos datos en línea.

Una de las personas que dio ese paso fue el abogado californiano Craig Cooper, quien se tomó una foto justo después de comprar la placa y recibió miles de me gusta y retuits cuando su hija publicó la imagen en Twitter.

Por su parte, Evan Milton escuchó sobre el vocablo cerca de las cuatro de la mañana y se apresuró en entrar al portal digital del Departamento de Vehículos de Motor de Nebraska para comprar su matrícula.

El furor causado por el término seguramente acabará pronto, como suele suceder con palabras y hechos que marcan tendencia en un momento determinado y luego se diluyen en medio de la superabundancia de contenido que aparece cada día en Internet.

Mientras tanto, sigue siendo objeto de diversión para unos y de valor político para otros, y muchos usuarios de redes sociales como Facebook la han adoptado incluso como parte de su nombre de perfil.

Lea más:

Covfefe, la “palabra” que Donald Trump hizo viral

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

    Es triste saber que existe una inusual epidemia del virus causante de las trivialidades. Unámonos en defensa del sentido común, e inmunicémonos contra las banalidades que nada aportan en la cotidianidad. Gracias.

    • Cheo dijo:

      Saludos

      Hoy en día el fenómeno este de la “viralidad” en las redes se puede ver lo mismo con este ejemplo que con causas nobles y no simpre son vanalidades.

      La parte positiva es, en este caso, cómo hacen lo posible por ridiculizar a Trump, al tiempo que le dejan saber que “siempre hay un ojo que te ve”

      La llamada “viralidad”, como otros tantos fenómenos espontáneos, son eso mismo: espontáneos y a las masas les gustan los fenómenso de lectura fácil y no de digestión lenta.

      Difícil será que se convierta en viral la interpretación de un aria de una ópera, pero de seguro si la soprano tropieza y se cae en el escenario, eso sí se hace viral.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Sí, Dr. José Luis Aparicio Suárez: ¡Apabullantemente triste ver cómo crece a diario la banalidad, los sinsentido y las trivialidades en la vida de una apreciable parte de los más de siete mil millones de personas que utilizamos la parte sólida del planeta!!!
    Por otro lado podemos ver que los problemas más acuciantes que nos acosan por doquier, pasan a segundos o terceros planos.
    Es una real grosería ver la cantidad de tonterías que ocupan miles de kilobites en las llamadas redes “sociales” que casi nada le aportan de beneficio a la sociedad…..

  • Elio García dijo:

    Esa reacción vuelve a poner en el tapete el nivel de subdesarrollo que existe en Estados Unidos. Sé que muchos lo usarán como muestra de apoyo a lo peor que ha aparecido en la Casa Blanca, sin desdorar los Bush, Reagan, Clinton y otros, pero es muy posible también que muchos lo hagan para continuar poniendo en evidencia lo ridículo del accionar del empresario-presidente. Yo ya tenía uso de razón cuando Ike Eisenhower era Presidente de EEUU, así que he visto bastantes payasos diciendo sandeces ocupar la Presidencia de ese país. Lo peor es que siempre anuncian servir a su pueblo y es lo único que no hacen, y por el contrario se dedican a hacerle la vida un desastre al resto de los pueblos del mundo. Creo que sería más fácil contar los países que no han sentido la presión, el chantaje o hasta la invasión de ese país. Dios salve a Estados Unidos…. porque necesita que alguien los salve y esa tarea…no se le puede asignar a cualquiera.
    Por nuestra parte, Cuba seguirá adelante y responderemos cada agresión, del tipo que sea, como hemos tenido que hacer por todos estos años, que ya suman 58.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también